La cosmética coreana.

www.youngmicosmetics.es

Cuidados básicos de la piel.

Hola a tod@s,

En enero os hablamos de una rutina fácil para hacer en casa y recuperar la piel después de las fiestas. Unos pasos que, al menos para mí, son fundamentales después de épocas en las que la piel ha estado sometida a estrés, excesos, falta de sueño… Además, si conseguimos hacerla una vez por semana (o al menos cada 15 días) nuestra piel se verá enormemente beneficiada.

Cuidados intensivos semanalesSiguiendo con el propósito de dedicar más tiempo al cuidado de la piel, hoy queremos hablaros de los pasos básicos diarios que deberíamos seguir para mantener nuestra piel sana y por tanto, bonita.

Antes de empezar conviene tener claro:

  • Estos pasos son los mismos para todos los tipos de piel, la única diferencia es el tipo de producto a usar dependiendo de las necesidades de cada una.
  • La piel puede verse alterada por los cambios de clima, la edad, con el estado anímico… Los productos que uséis deben ajustarse a esos cambios. Prestad atención a lo que os pide vuestra piel y no os aferréis a un único cosmético.
  • Ante cualquier duda o preocupación, acudid al dermatólogo: es quien mejor os puede decir qué es apropiado para vuestra piel.

El cuidado de la piel se basa principalmente en tres pasos que, aplicados correcta y regularmente, mejoran las funciones de la piel, garantizan un mejor aspecto y retrasan el envejecimiento.

1º PASO: LIMPIAR.

Antes de empezar es fundamental lavarse bien las manos. Sí, es bastante obvio, pero a veces se nos olvida…

Como ya hemos comentado en muchas ocasiones, una buena limpieza es la base de una piel sana, ya que una piel limpia es más receptiva a los tratamientos posteriores.

Es fundamental limpiar cuidadosamente la piel tanto por la mañana como por la noche. Por la mañana eliminamos las toxinas, el sudor y la grasa que la piel ha secretado durante la noche. Hay muchas personas que sólo se limpian con agua “para no dañar la piel”,  nuestro consejo es que utilicéis un limpiador suave adecuado al tipo de piel ya que el agua, por sí sola, no elimina estas impurezas.

Por la noche, hay que limpiar la cara para eliminar las secreciones de la piel y toda la suciedad que se haya adherido al rostro a lo largo del día. Además, si utilizamos maquillaje, es fundamental retirarlo. Hay productos desmaquillantes que además limpian la piel, pero os recomendamos que después de utilizarlos os limpiéis la cara con vuestro jabón habitual.

No olvidéis limpiar con cuidado los ojos, y si vais maquilladas, utilizar un producto específico para esta zona, con suavidad y sin “tirar” de las pestañas.

Existen dos formas de aplicar los limpiadores y desmaquillantes dependiendo de la presentación del producto:

  1. En Crema o Aceite: Aplicad con la yema de los dedos una cantidad suficiente de producto para cubrir rostro, cuello y escote. A continuación, pasad un algodón ligeramente húmedo por la cara, de dentro hacia fuera y con un movimiento suave de barrido para retirar el producto y eliminar todas las impurezas. Primero en la frente hacia fuera y hacia los lados, luego en la nariz hacia abajo, después en los pómulos hacia fuera y hacia arriba, en el mentón hacia los lados y por fin en el cuello y escote con movimientos ascendentes. Si vuestra piel es sensible, no la frotéis en exceso y preferiblemente pasad el algodón una sola vez por cada zona, de esta forma evitaréis la irritación.
  2. En Gel o Espuma: Aplicad con los dedos y movimientos circulares y ascendentes la cantidad suficiente para cubrir el rostro. Para retirar el producto, enjuagad la cara con abundante agua tibia.

2º PASO: TONIFICAR.

Una vez tenemos la piel libre de impurezas, es importante utilizar un tónico, también mañana y noche. Nosotros recomendamos que sea sin alcohol independientemente del tipo de piel que tengáis.

El tónico elimina cualquier resto del limpiador, refresca, cierra los poros y sobre todo, restablece el pH de la piel y la prepara para recibir el tratamiento posterior.

Hay dos formas de aplicarlo:

  1. Con un algodón: Humedecedlo con el tónico y luego pasadlo suavemente por el rostro, de dentro hacia fuera y con un movimiento de barrido siguiendo los mismos pasos que con los limpiadores y desmaquillantes en crema o aceite.
  2. Con las manos: Colocad una cantidad apropiada de tónico en la palma de la mano y, con los dedos de la otra, humedecedlos y pasadlos suavemente por todo el rostro, realizando los mismos movimientos descritos en el apartado 1.

3º PASO: HIDRATAR, PROTEGER Y NUTRIR.

En este tercer paso hay mucha discusión sobre si debemos utilizar los mismos cosméticos para el día y para la noche o no. Personalmente soy partidaria de utilizar productos distintos, siempre digo: “De día, hidratar y proteger. De noche, tratar”. Me explico…

Parto de la base de que nuestra piel se comporta de forma diferente a lo largo del día debido a que el ambiente es distinto. Durante el día, la función de nuestra piel es protegernos del entorno y mantener la hidratación. Durante la noche, la piel se repara de los posibles daños sufridos durante el día. Creo que es bueno aplicar cosméticos que refuercen estas acciones, es decir por la mañana optar por aquellos que mantengan el grado de humedad natural de la piel y la protejan, y por la noche, otros que favorezcan la regeneración y reparación celular.

Además, algunos cosméticos contienen componentes fotosensibles y por tanto, sólo deberíamos aplicarlos por la noche. A menudo, las mujeres que se maquillan a diario utilizan durante el día cosméticos de textura más ligera, que no dejen brillos,y por la noche optan por otros más untuosos, que hidraten su piel y la dejen “jugosa”.

Dicho esto, creo que es una decisión que debe tomar cada una teniendo en cuenta las necesidades de su piel, la composición de sus cosméticos, junto a qué otros productos los va a utilizar y sus gustos y hábitos.

Está claro que la 3ª acción principal de una rutina diaria de cuidados de la piel debe ser, por encima de todo, la hidratación. La piel tiene su propio mecanismo de hidratación que la mantiene flexible y resistente pero, debido a los distintos factores que la agraden a diario, casi siempre este mecanismo natural no es suficiente y debemos hidratarla para evitar la sequedad, las grietas, la tirantez… Además, con el paso del tiempo la piel se vuelve más seca por la disminución de la secreción sebácea, pierde elasticidad, los melanocitos van perdiendo su función de producir melanina, etc. y es conveniente aportarle los nutrientes necesarios para ralentizar el proceso de envejecimiento.

Utilicéis los mismos cosméticos de día y noche o no, en general aplicadlos con suavidad por rostro, cuello y escote, de dentro hacia fuera y siempre de arriba a abajo. Y decimos en general porque la aplicación de cremas, sérums y contornos de ojos y labios, tiene pequeños trucos para sacarles el máximo partido, pero esto lo dejamos para otro post.

Cuidados básicos diarios

Vosotras, ¿qué pensáis sobre este tema? ¿Qué rutina facial seguís?

Advertisements

2 comments on “Cuidados básicos de la piel.

  1. inma
    March 7, 2015

    geniales consejos, no hay que olvidar nunca estos pasos

  2. M Angeles Guerra
    March 10, 2015

    Soy muy constante en la rutina diaria del cuidado de la piel.
    No me salto ni un paso. jejejeje….
    Gracias por el post.
    Besitos

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Information

This entry was posted on March 6, 2015 by in Cuidados de la piel and tagged , , , , , .
%d bloggers like this: